PupitreApp

Juegos y apps para los peques

Hucha gato en caja

¿Quieres que tu hijo ahorre? Cómprale una hucha. Pero no la típica del cerdito, una que le guste de verdad, como la del gato que está dentro de una caja.

La premisa es simple, colocas una moneda en la plataforma blanca donde hay un pescado dibujado, la empujas hacia abajo, y un pequeño gatito saldrá de la caja para robar tu moneda con una de sus pequeñas patitas furtivas.

Hucha gato en caja

Aunque no es un producto nuevo, hay algo que engancha inmediatamente en esta hucha. Es muy gracioso ver cómo el gato sale maullando de la caja, sacando únicamente una pata para coger o robar la moneda.

Esto hace que esta hucha sea un regalo perfecto para los más pequeños de la casa, y para todos aquellos que son fans de los productos japoneses.

Al presionar la plataforma, además de maullar, el gato dice hola en japonés, y después te da las gracias, también en japonés, aunque no nos vamos a enterar.

Pero la buena noticia, es que vas a poder recuperar tus monedas. En la parte de abajo hay una cerradura, que al girarla se abre y deja salir todo el dinero que el gato ha robado.

El tamaño de la hucha es 12 x 9 x 10 cm y está fabricada en plástico duradero y no tóxico. Se recomienda para niños mayores de 3 años. Para su puesta en marcha, vas a necesitar dos pilas AA que no incluye.

No es una hucha para ahorrar a largo tiempo, pues ni caben demasiadas monedas, pero si que es perfecta para que los niños aprendan el concepto de ahorrar, sea mucho o poco.

Dónde comprar la hucha gato

Esta hucha se puede adquirir en Amazon por un precio de 13€.

Otras huchas infantiles originales

A pesar de que hay un montón de huchas de gato por ahí, también hay todo tipo de animales diferentes que utilizan el mismo mecanismo.

Por ejemplo, hay un panda que viene en una caja de bambú, en lugar de una caja de naranjas, los monos que vienen en una caja de plátanos, un cerdo viene en una caja de jamón, un ratón que está dentro d una caja de queso, o incluso una hucha asustadiza donde un esqueleto negro coge la moneda.

Aunque hay muchas huchas en el mercado, este formato en el que un animal saca la pata y la roba es el que más gusta a los niños.