PupitreApp

Juegos y apps para los peques

Victorstar 3D

Si quieres que tus hijos aprendan a crear sus propios objetos tridimensionales en casa, no es necesario que les compres una impresora 3D.

Los bolígrafos de impresión 3D utilizan la misma tecnología aditiva de las impresoras 3D, pero tienen un diseño similar a un bolígrafo para que lo puedas guiar sobre una superficie para dibujar, capa tras capa, hasta que el objeto 3D cobre vida.

Victorstar 3D

El boli 3D funciona derritiendo filamentos de plástico que, después de ser expulsados por la boquilla del boli, se vuelven a endurecer inmediatamente para mantener el diseño sólido.

El 3Doodler fue el primer bolígrafo 3D, y causó sensación cuando se lanzó en 2013. Desde entonces, son muchos los modelos que han aparecido en el mercado, tanto para adultos como para niños, por eso elegir uno puede ser todo un reto.

Una de las mejores opciones para los más pequeños es el bolígrafo Victorstar 3D, que toma la idea del 3Doodler, y la refina hasta llevarla a un nuevo nivel; no es de extrañar que sea el bolígrafo 3D más vendido en Amazon.

Su diseño simple es muy fácil de manejar, incluso por las manos más pequeñas. Está pensado para niños a partir de 8 años, con elementos de seguridad para evitar que se quemen, y suficientes características para mantenerlos entretenidos durante bastante tiempo.

El cuerpo tiene varios botones intuitivos, como un botón deslizante que regula el control de velocidad en un lado, y dos botones de avance/retroceso en el otro. Dos LEDs indican cuando el boli está conectado, y cuando está funcionando.

Está disponible en cuatro colores: rojo, gris, azul y amarillo, y viene junto con el adaptador de corriente, el manual de instrucciones y tres longitudes de filamento ABS de diferentes colores aleatorios.

En el kit echamos en falta unas plantillas para que los niños puedan dibujar sus primeras creaciones, pero por su ajustado precio solo incluye lo básico. Por suerte, hay muchas plantillas que puedes descargarte gratuitamente online.

Un boli 3D sencillo y eficiente para niños

Para todos los niños que quieren iniciarse en el arte de la impresión en 3D, tener un buen comienzo es esencial para que no se frustren y lo dejen. Por eso, lo mejor es contar con un buen boli de impresión en 3D, que fluya sin obstruirse, para que pueda concentrarse en los más importante, sus creaciones artísticas.

Con el boli Victorstar 3D, podrás aprender a imprimir en 3D sin tener que preocuparte por ningún problema. Es muy fácil de usar, así como de colocar, retirar o cambiar los filamentos de plástico.

Simplemente conecta el boli a una fuente de alimentación, y presiona el botón blanco de la parte inferior que permitirá que el filamento entre en el cuerpo del boli.

La espera hasta que el filamento se caliente es de apenas unos segundos, y cuando está lo suficientemente caliente para utilizarlo, el LED inferior cambiará de color.

En este punto, tienes que presionar el botón de nuevo, el cual cargará el filamento y el plástico fundido comenzará a salir. A partir de aquí, puedes comenzar a utilizar el boli sobre cualquier superficie, e incluso sobre la piel, porque no quema.

La primera vez que lo uses, es recomendable dejar salir unos centímetros antes de utilizarlo, para que vayas cogiendo práctica.

Una de las grandes características del Victorstar 3D es su control de la temperatura y su velocidad ajustable. El boli permite ajustar la temperatura de 160 y 250 grados para que elijas la que mejor te convenga en función al material que vas a utilizar.

También se puede controlar la velocidad deslizando un botón, que se puede utilizar para determinar la cantidad de material que se extruye mientras creas el diseño. Esto te permite actuar libremente cuando pintas estereogramas para crear obras perfectas.

Esto permite una creación aerodinámica de diseños 3D ya que se pueden hacer muchas cosas ajustando la densidad, junto con el uso de diferentes tipos de materiales y temperaturas.

El bolígrafo Victorstar 3D funciona con plástico PLA o ABS, y utiliza un filamento estándar de 1,75 mm, lo que hace que reponer los filamentos del bolígrafo sea fácil y asequible. Y aunque en el pack solo vienen unos pocos colores, puedes comprar filamentos de plástico adicionales en diferentes colores.

Incluye una función muy útil, que pone al dispositivo en modo espera después de cinco minutos de inactividad. Así que si haces un descanso o se te olvida apagar el boli, el elemento calefactor dejará de funcionar.
Una vez que lo reinicies, el boli comenzará a calentarse de nuevo.

Mientras que la mayoría de los modelos de bolígrafos 3D del mercado tienen un precio superior a los 50€, el Victorstar 3D tienes todo lo que esperas y necesitas de un boli 3D, por un precio mucho más asequible.

Por todas estas razones, el Victorstar 3D es un regalo fantástico para los niños que siempre están dispuestos a aprender cosas nuevas y emocionantes.

Pros:

  • Barato y fácil de usar
  • Los botones son fáciles de pulsar
  • Se puede ajustar la velocidad y la temperatura
  • Se calienta rápidamente

Contras

  • No es inalámbrico
  • No incluye plantillas para seguir