PupitreApp

Juegos y apps para los peques

Realidad virtual en la educación

Desde la década de 1950, la realidad virtual ha estado asomando en la periferia de la tecnología sin lograr una aplicación convencional o comercial aceptada. Según varios analistas, el 2016 es el año en el que la realidad virtual ha despegado en el mercado, con una previsión de aumento de 15,9 billones de dólares en 2019.

Y aunque la industria de la tecnología históricamente se ha dedicado a los videojuegos, el mundo está cambiando. Estamos creando un mundo donde la tecnología ha alcanzado a toda la humanidad.

Realidad virtual en la educación

Vamos a considerar la realidad virtual como una herramienta muy útil, y quizás incluso una mejora productiva en la interacción humana, reuniendo a personas de todo el mundo para interactuar, independientemente de las disparidades sociales, económicas o geográficas.

En los últimos años, la realidad virtual ha pasado de ser el ámbito de las fuerzas armadas y la aviación, a la corriente principal del desarrollo profesional, como directivos, instructores, entrenadores y terapeutas, que cada vez se benefician más de estas experiencias inmersivas.

La realidad virtual ya está en las escuelas, y hay una oleada de empresas exclusivamente dedicadas a proveer contenido educacional, formación docente y herramientas tecnológicas para apoyar la enseñanza con la realidad virtual.

Innumerables artículos, estudios y conferencias dan testimonio del gran éxito de la inmersión 3D y la realidad virtual en cientos de aulas de los Estados Unidos y Europa.

Gran parte de esta incursión en el aprendizaje basado en la realidad virtual se ha centrado en las ciencias puras (biología, anatomía, geología y astronomía), para enriquecer el aprendizaje a través de la interacción con los objetos tridimensionales, animales y ambientes.

El proyecto World of Comenius, una lección de biología en una escuela en la República Checa que empleó un controlador de movimiento de salto y unas gafas de realidad virtual Oculus Rift DK2, se erige como un modelo ejemplar de aprendizaje científico innovador.

En otras áreas de la educación, muchas clases han utilizado herramientas de realidad virtual para construir conjuntamente modelos arquitectónicos, recreaciones de lugares históricos o naturales y otras representaciones espaciales. Los profesores también han utilizado esta tecnología para involucrar a los estudiantes en temas relacionados con la literatura, la historia y la economía.

Google lanzó Pioneer Expeditions en septiembre de 2015. Bajo este programa, miles de escuelas alrededor del mundo reciben (durante un día) un kit que contiene todo lo que un profesor necesita para hacer una clase en realidad virtual: smartphones, una tablet para que el profesor pueda dirigir el recorrido, un router que permite que funcione sin conexión a Internet, una biblioteca con más de 100 viajes virtuales (desde la gran muralla China a Marte) y las gafas de realidad virtual de Google.

Esta distribución global de contenido en realidad virtual influirá, sin duda, en la forma de enseñar, ofreciendo a los profesores poder enseñarles a sus alumnos la materia de una forma mucho más interactiva.

A pesar de que todavía esta tecnología está en desarrollo, se ha visto un progreso real en la educación. El costo de este material está dentro de las posibilidades de todos los centros y de muchas familias.

Y al igual que animamos a nuestros hijos a experimentar con la tecnología, también tienen que descubrir las nuevas formas de aprender que tienen.