PupitreApp

Juegos y apps para los peques

La cámara GoPro con los niños

¿Has experimentado alguna vez un momento memorable con tus hijos, pero tenías las manos demasiado ocupadas para grabarlo en vídeo? ¿Te gustaría preservar en un vídeo el valioso tiempo con la familia?

Grabar en vídeo a tu bebé que está corriendo feliz, y después de muchos años, verlo con tu hijo ya crecido y sonreír juntos. Pero no puedes llevar una cámara de vídeo voluminosa mientras agarras a tu hijo y lo salvas de que se caiga por las escaleras.

La cámara GoPro con los niños

Has cambiado a tu bebé su primer pañal y ves su primera sonrisa ¿Por qué no hacer un video de un momento tan especial y tener las dos manos libres para jugar con tu pequeño y terminar de cambiarle el pañal?

Pero espera, hay una solución: grabar tus vídeos con la tan de moda cámara GoPro.

Todo esto y mucho más es posible con las cámaras GoPro porque son pequeñas, impermeable y resistente (sí, hasta los bebés pueden tocarlas con sus manos pegajosas).

Si no estás familiarizado con la marca GoPro, déjame que te ponga al día. Son las cámaras cuadradas colocadas en los cascos de los deportistas, tanto principiantes como profesionales.

Sobre todo los que practican deportes más arriesgados, como los la gente que hace snowboard y saltan casi hasta el cielo mientras giran su cuerpo y aterrizan firmemente en el suelo, ponen sus cámaras en las tablas y de esta manera se tiene una visualización completa de todo lo que llega a sentir, es como estar en sus zapatos.

¿Cómo puede una cámara de casco enriquecer tu vida? Primero hablemos de la calidad del material. Una cámara GoPro HD te costará aproximadamente lo mismo que una cámara de video tradicional de calidad decente. La calidad de las imágenes que va a hacer rivalizará en la claridad de una cámara mucho más cara.

Añade que el hecho de que una cámara GoPro es impermeable y a prueba de choques. Por eso es perfecta para usarla a diario con los niños y no perderse ni un sólo segundo. No importa que se derrame el zumo encima de ella, es a prueba de bebés y niños. Se podría decir que es indestructible.

¡Puede superar cualquier cosa que un niño de dos años le haga, incluyendo vómito y rabietas!

Una de las cosas que me encanta de la cámara GoPro, es que se la puedo dejar a mi hijo de 12 años y a su primo de 10 años , y al final del día puede ver todo lo que han hecho y donde han ido, sin preocuparme de que la rompan.

Ya sea que estén en la piscina, en el río o andando en bicicleta, los niños se dañarán antes que la cámara. Esta cámara abre una ventana de posibilidades para los niños y para los padres.